No se por qué estoy aquí... ¡¡¡pero aquí estoy!!!

Saturday, March 21, 2009

Como naciste, creciste y te hiciste violento VI

La viuuuuuleeeeenzaaaaaa (y es que este sera otro post, pero después) en el fú bol no nace y se exporta de Gran Bretaña para el mundo, nel pastel muchis, esto es paja (pero no de aquellas vaa). Los cachimbazos en los estadios y sus alrededores han existido desde los siglos de los siglos y en varios rincones del globo. Ahora bien, cuando les habló de la internacionalización del hooliganismo inglés, no les hablo de los pijazos, sino que de las firms, los casuals, las modas y toda la logística y organización de los energúmenos más bajos de la sociedad de los graderíos. Esto es lo que se exporta de las islas británicas y se importa en el continente europeo y también en Latinoamérica.

El fenómeno se ve primero en países como Francia, Italia, Holanda, Alemania y Bélgica y poco a poco se va hacia España y Portugal. Hoy alcanza toda Europa oriental y llega hasta Turquía. En América Latina se empieza a apreciar en Argentina, Uruguay, Chile, Paraguay y Brasil. Nuevamente les reitero que no es la violencia entre aficionados de la que hablo, sino de toda una red organizada de diferentes grupos de fanáticos violentos que controla (así como si fuera Play Station esta mierda) la violencia y otras cosas. En estos países no se utiliza la palabra hooligan, sino que los confunden con los ultras y en el cono sur con los barras bravas, que son aficionados violentos a huevos, pero que ahora cuentan con una organización interna para sus desmanes. Por ejemplo, en Italia este fenómeno inicia alrededor de 1993, justo en el momento que las cosas parecen tranquilizarse en Inglaterra por la escena Rave y por los nuevos controles de las fuerzas del orden. Surgen grupos de los grandes equipos como los Druidas de la Juventus y los Boys del Internazionale. Pero al igual que en Inglaterra, estas "firms" de los grandes equipos no son las más peligrosas, pero eso lo veremos después. Estos nuevos grupos de otros países invitan o llegan a visitar a Inglaterra a los "famosos" líderes de las firms británicas quienes básicamente los instruyen en como organizarse, como enfrentar a sus rivales y lo más importante, como evadir los controles de la tira.


Pero la organización de estos grupos no retoma el punto en el que termino o se encontraba en ese entonces en Inglaterra. Sino que inicia en el mismo lugar que inició: en los graderíos. En la gran mayoría de los estadios de Europa no existían las medidas de seguridad que existen en Inglaterra, es más, hasta la fecha no existen las mismas reglas. Es sorprendentemente fácil ingresar varios objetos a los estadios como afiches y pancartas pero también es igual de fácil ingresar bengalas, garrotes, piedras y objetos punzocortantes. Regresando a Italia, que es otro caso con el que estoy familiarizado, fue hasta el 2002-2003 que se prohibió la venta de licor en el estadio, pero no en sus alrededores. En Inglaterra si bien es cierto que tampoco es prohibida la venta de guaro en los alrededores, se pueden observar varios pubs con rotulos No Team Colours Allowed (Que no se permite la entrada si alguien tiene los colores de un equipo que juega ese día) y otros van incluso más allá No Casual Wear e incluso dicen las marcas: Stone Island, Ben Sherman, Acquascutum, etc. o sea alguien vestido así en el día de un partido tendrá su ingreso negado. En ningún otro lugar sucede esto. Es por eso que los hooligans europeos del continente operan desde los graderíos.


Esta internacionalización genera dos corrientes dignas de estudio: (y lo digo así porque sin pajas que al menos a mi me parecen sumamente interesantes... a huevos, sino mejor escribo mi lista de villancicos favoritos) primero todo un mercado de turismo y accesorios hooligan. El nuevo hooligan inglés que sabe que no puede ir a un estadio y partirle la madre a alguien, pero que tiene pisto como ya les conte, se sube a un avión, se pone de acuerdo con los hooligans de otro país y estos lo llevan a que le parta la madre a otros. Algo así como viajes todo incluído. Incluso se forman alianzas internacionales entre equipos. Entonces digamos que mi equipo ficticio del Sur de Londres se asocia con el equipo fictico del Este de Paris. Yo me subo a un avión o en el tren ese bien chingón que pasa por debajo del Canal de la Mancha y llegó con mis cuates franceses que me llevan a un partido a hacer y hacerme mierda... un paquete despeputado todo incluído, a menos que lo arresten a uno, ahí si como que se pizó la chingadera verá. Unos de los más hábiles en explotar este turismo son los barras bravas de Boca Juniors de Argentina, que venden puestos a nivel internacional para estar en la curva con ellos viendo un partido. Un clásico contra River Plate, puede llegar a costarle 500 dólares a un turista en curva o general, donde cuesta como 20 dólares (esta cifra es de hace cuatro años, hoy en día, con la crisis, hagan las cuentas). Pero también surgen camisetas, gorras, sudaderos y accesorios de todo tipo y cuyos distribuidores oficiales son los mismos hooligans, porque no es lo mismo compara una camiseta de los Feyadin de la AS Roma en una tienda de la Piazza Navona que en una de las curvas del Olímpico.


El otro fenómenos que si es más latente de lo que nunca fue en Inglaterra, es la asociación de los hooligans con los partidos políticos y con las administraciones del club deportivo, del barrio, municipales y de las ciudades. Los hooligans en europa se han convertido en la base electoral de muchos partidos políticos, unos moderados y otros radicales. No es raro ver svástikas en los estadios, fotos de Hitler o Mussolini y gente haciendo el saludo nazi o saludo romano. Tampoco es raro ver del otro lado la hoz y el martillo, al Lenin y a Mao y la mara con el puño izquierdo levantado. Que creen que pasa cuando juntan a estos dos extremos, ya picados con cocaína y alcohol, vomitándose insultos entre si... ¿primera comunión? ¡respuesta equivocada! Los talegazos son duros e incontenibles y se pone peor cuando agregamos a la receta la brutal represión policíaca bajo el lema "dale un mazaso a quien se te ponga enfrente". En varios países los líderes políticos reconocen el puente al poder que es el futbol. Desde Argentina en donde Mauricio Macri, es el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires después de más de una dozena de años como presidente de Boca Juniors; hasta Serbia en donde los seguidores del Estrella Roja fueron de los principales colaboradores para esconder a Radovan Karadzic por tantos años. Los graderíos en varias partes del mundo son vistos como criaderos ya sea de seguidores o de fuerzas de choque para muchos líderes con una agenda política o una agenda criminal.


Pero no solo los políticos y los extremistas hacen uso de los energúmenos estos. Los hooligans en varios países controlan también el menudeo de drogas de las grandes ciudaes, el contrabando de textiles y de piezas de autos, todo pasa por ellos, menos la plata, menos el billete, ese por lo general llega siempre al bolsillo de un pez gordo. Lo interesante es ver de repente quienes son sus líderes. No son esos tipos que entran bajo el perfil común que la sociedad le impone a uno entregado a "la mala vida". De un barrio pobre, sin educación, de un matrimonio fracasado o huérfano, de color de piel oscuro o hijo de imigrantes ilegales. No jodan, vean bien, son tipos de clase media alta, que fueron a la universidad privada, que saben muy bien lo que hacen y con quien lo hacen, que han viajado visto al mundo pero ya sea por su nombre, su "estatus social" o el color de su piel ahí andan, cagandosé de la risa.Y así, el hooliganismo sigue. Cambia y se adapta pero no muere y muchas de las soluciones están bajo nuestras narices o de aquellos que nos gobiernan, pero lo más fácil es ignorarlo, es ver la basura y barrerla bajo la alfombra. En eso se nos olvida que existe tal chingadera y que al estadio podemos ir en familia a ver a tu equipo jugar y todo va bien hasta que tu jugador falla el gol, tu papi se para y grita con la cara desdibujada "Pateá esa mierda como si fuera tu suegra hijo de la gran PUUUTAAAHH" y el estadio entero rie y luego vos también y ahí tenés tu modelo a seguir.

Nos vemos en el estadio.

Fotos: Vonós a putear gente al estadio papi; se ven bonitas las luces hasta que alguien se quema; la extrema izquierda; la extrema derecha; hasta su propio bló tienen los barras bravas de River. Cortesía de gugul!

PD: No he tenido tiempo de leer nada chilero, ni de escuchar nada tuanix, pero algunas licas he visto y algunas muladas me quedan por contar antes de que me las pele de aquí ;)


5 comments:

Allek said...

todo lo que provoca el juego de 11 contra 11.. mas un balon... maravilloso..
un abrazo!!!!!

el Kontra said...

Así es Allek, un saludo men!!

Shoplifter-Davide said...

Bueno si la intensidad, pero si de hecho en Italia supe que hasta tiraron una vespa al estadio, pero como hacen semejante sacrilegio, ahora bien me sorprende eso de no usar Ben Sherman y yo que tengo un mi par de camisetas Ben Sherman, pense que mas era de prohibirte usar Kappa y cosas tipo Chav, pero bueno supongo que Ben Shermann tiene que ver con esta onda Mod.

Una vez mi viejo conto que estuvo metido en una pelea jugaba Juventud Retalteca y Suchitepequez y bueno nunca se han llevado y resulta que perdio Reu y se fueron a los vergazos al final se dieron cuenta que los jugadores nada que ver felices y contentos mientras que ellos chingandose, y desde entonces dejo de ser ultra fanatico, claro yo soy de mis tres equipos muy fanatico pero venga a darme verga por un partido y que me partan la madre o que quede mal herido naaaa el equipo no va venir a pagarme las cuentas verdad.

femme d chocolat said...

Qué curioso eso de vetar la entrada a los colores. Imagino que te refieres al atavío completo que los identifica como seguidores del club , no?, ¿ o también a llevar- por casualidad- los colores , sin más? porque imagino que habrá equipos que tengan unos colores muy básicos y que muy facilmente cualquiera de nosotros pueda llevar sin darse ni cuenta, ¿no?



Un besote multicolor, por si las moscas, jajajajja

el Kontra said...

Davide: Simón vos, lo que pasa es que esta mara busca lucir sus mejores galas. Hay mara que gasta como 400 libras esterlinas por una chumpa para un partido, son gruesos los majes. Saludos m8.

Femme: Gracias por el besote multicolor más vale prevenir que lamentar.