No se por qué estoy aquí... ¡¡¡pero aquí estoy!!!

Thursday, June 11, 2009

Haneke: Caché


La culpa pesa. La cosa es si pesa más por algo que hicimos o por algo que dejamos de hacer. Lo más fácil es que nos de ese "complejo de avestruz" y zampemos la cabeza en la arena y al sacarla ya todo pasó, ya todo está bien. Evadir la responsabilidad es el camino fácil en la vida del ser humano. A veces pareciera que "hacernos la bestia" es una habilidad tan arraigada en nosotros que casi lo puedo escuchar a Darwin diciendo "¡Ja! Se los dije." Ahora bien, si sumamos todas las culpas individuales, ¿podríamos hablar de una colectiva? ¿Existirá? es posible que un grupo de la sociedad, toda una clase económica privilegiada no sienta culpa ante la situación de las clases desposeídas. es que acaso no existe un sentimiento de culpabilidad ante la indifrencia en la que un grupo trata a otro. ¿Resulta tan fácil deshacerse del malestar social como del individual? Me doy un regaderazo, me tomo dos aspirinas, cierro las cortinas, me acuesto y me duermo. Al despertar el malestar habrá desaparecido.

Si algo tienen las películas de Haneke es que lo dejan pensando a uno. Definitivamente no son el tipo de películas como para ver solo porque uno tiene hueva. Nel pastel, Haneke tiene la capacidad de involucrar al espectador y hacerlo realmente copartícipe de su creación audiovisual. Si a vos te gusta ver una lica sin darle el estartazo a la materia gris entonces vas a odiar las licas de Haneke, si querés reflexionar sobre tu vida y la sociedad en la que vivís, si querés ver más allá de lo que viste en la pantalla, estas licas son de rigor.

Caché (Escondido) cuenta la historia de la familia Laurent, los esposos Anne y Georges y su hijo Pierrot. El papá (Daniel Auteuil) un exitoso presentador de un programa de televisión sobre crítica literaria y la mamá (Juliette Binoche) una profesional que trabaja en una prestigiosa editorial. Los tres viven en un cómodo barrio parisino y es que así es su vida, bastante cómoda. A pesar que no existe gran conversación entre la pareja (más allá de su trabajo), su hijo apenas habla y la gran emoción de sus vidas parece ser invitar a sus amigos a cenar. Haneke nos retrata al burgués urbano promedio, sus vidas ya hechas, ya conformes con todo parece que solo les queda esperar la vejez y después au revoir. La lica es ambientada en Paris, pero cagado de risa la pudo ambientar en cualquier otra urbe del mundo (aussi Guatemala). Ahora bien, desde un principio conocemos a otro protagonista de la película, la cámara. Georges empieza a recibir misteriosos videos que graban la fachada de su casa por horas. Junto con los videos recibe unos dibujos a crayón con imagenes desagradables. Estos videos alteran la "conservadora" vida de los Laurent. Uno de los videos muestra la casa de infancia de Georges y es así como este empieza a recordad un desagradable episodio de su infancia al que se ha esforzado por olvidar. Un alterado Georges acude a la policía sin éxito, luego va a ver a su madre en busca de alguna respuesta y finalmente encuentra a su olvidado hermanastro de la infancia, el hijo de Argelinos, Majid. Con todo el desdén del caso, Georges se ve casi forzado a hacerle frente a la incomoda situación de los videos y su infancia, a lo largo de la película podemos apreciar como Georges, exactamente como un avestruz, desea zampar la cabeza en la arena mientras sus incomodos problemas desaparecen y es esta actitud de indiferencia la que trae terribles consecuencias.

La película nos dice muchas cosas: la comunicación entre tres generaciones (Georges, su madre y su hijo); la comunicación en pareja; el racismo y la intolerancia; la indiferencia de la burguesía (como si todos los problemas del mundo se resolvieran con dinero) pero sobresale la culpabilidad. Pero es esa culpa consciente, esa en la que un acto u omisión del mismo nos deja con la sensación de que alguien nos vio, que alguien sabe lo que hicimos. Ese alguien siendo obviamente nuestra conciencia. La genialidad de Haneke es que no resuelve las situaciones, Caché no es una película en donde una familia "bien" tiene un clavo y al final lo resuelve. Al contrario, Haneke nos deja estas situaciones sin resolver, nos hace las preguntas pero no nos da la respuesta. No lo hace por chingar, sino más bien porque cada uno tiene su propia respuesta, cada uno debe aprender a lidiar con aquello que inquieta su conciencia. Podés asumir tu responsabilidad tanto individual y social y procurar un cambio o hacer las de Georges el "exitoso" tipo acomodado, que al final se toma dos aspirinas, cierra las cortinas y se toma una siesta, porque aquí no ha pasado nada.


PD: Hasta anoche procuré bajar "El listón blanco" lica por la cual Heneke ganó la Palma de Oro en el último Festival de Cannes. La primer versión bajó con una codificación errada y la segunda era con subtitulos rusos y este y mi alemán son iguales a la política guatemalteca (pura mierda), entonces esa quinta lica se las quedo debiendo pero mañana le hago entrada a mi película favorita y en mi opinión, la más polémica, de Michael Haneke La Pianiste.

4 comments:

Caro Pé said...

La ví esta Kontra! Caché, me acordé por el título, por lo que contas de la trama y por francesa!

Hace unos años la fuí a ver en cine. y es así K dijo: "situaciones sin resolver, nos hace las preguntas pero no nos da la respuesta."
genera clima particular.

Me gustan este tipo de pelis.

Por eso me sonaba.Me dejo inquieta y medio confusa también, yo había ido con ganas de ver una burrada popara distraer y no encontré entradas, jajaj
Justo ese día quise ver algo frívolo y me encontré con esto.

la-filistea said...

Por la tripe hijueputa!!!
Se vé grueso este director!
Más la de Funny Games!

Como diría Nancy. ¡Plop!

ixmucane said...

Sentido de culpa? Te refieres a lo que nos susurra a veces ese inquilino que llevamos adentro como dice Mafalda?
En la actualidad algunas clases sociales han encontrado un buen antídoto para cualquier sentimiento de culpa: El Evangelio de la Prosperidad (o su equivalente en actitud positiva). "Ud merece ser próspero, y los que no son prósperos son porque no tienen suficiente fe" (en dios o en sí mismos, dependiendo de la versión).
Muy buen post, esta también entra en mi lista de pendientes. Ya la tuve en mis manos, pero entonces no estaba anímicamente lista para verla, así que la pediré otra vez.
Abrazos conscientizados ;-)

el Kontra said...

Caro Pé: Imaginate la coincidencia, entonces, las pelis estas lo dejan a uno pensando, le dejan jodida la cabeza porque al salir te quedas haciendoté preguntas.

Y bueno, basta, esta semana nomás me de un tiempo del trabajo (que me tiene hinchado) y serán cosas frívolas las que veré.

Cuidate, un beso!


Filis: es grueso el ese maese este, dejá solo un plop, es doble plop con este. Salve... e pluribus unum ;)


Ixmucané: Quino es como el Woody Allen de los comics o será al revés. Así es, hay que estar preparados para ver estas pelis, de lo contrario no se pueden apreciar al máximo. Abrazotes!!!