No se por qué estoy aquí... ¡¡¡pero aquí estoy!!!

Wednesday, June 3, 2009

La historia de la toma de Lisboa


¿Qué hacen si les ponen su vida por escrito frente a ustedes y pudieran alterar (agregar o borrar) algún pasaje de esta? ¿Lo harían? Yo la verdad en lo que sería ese compendio de un chingarazal de hojas entre album panini, cuadernos de apuntes de la U, recortes de revistas extranjeras como Oui e Interviú y algún pasaje de Drácula de Stoker justo a la par de la más extensa recopilación de modelos que salían en la última página de la extra y la vieja revista domingo de prensa libre, sí habría un pasaje, uno solo nomás, que le pasaría el borrador o el likuid peiper. Líos de faldas les confiesó, por alguna razón no me escapo de los mismos, pero ese en particular no tuvo ningún tipo de efecto, ni bueno ni malo (porque lo bueno lo recuerdo y de lo malo aprendo). Lo borraría, claro, porque fue algo a lo que accedí consciente y voluntariamente y cada vez que pienso en ello (hace nueve años ya) siempre se me viene un en que mierdas estaba pensando. Claro hoy solo pienso en eso, meneo la shola y lo dejo pasar, pero si tuviera mi vida escrita frente a mi alteraría ese pasaje de diez meses, por lo demás, la mera mera verdá, no me quejo ni me arrepiento.

Una historia similar es la que nos cuenta José Saramago en su Historia de la Toma de Lisboa publicada en portugués en 1989. Raimundo Silva es un corrector de estilo de una de las más prestigiosas editoriales de Portugal. Un día revisando un libro de historia que narra los acontecimientos de la historia de la toma de Lisboa (la Reconquista portuguesa, cuando los lusitanos expulsan a los moros), Silva decide alterar una palabra del mismo. Esta alteración genera repercusiones no solo en la historia misma sino también en su propia vida, hasta entonces bastante segura. Segura y aburrida. Es así como Saramago nos cuenta la historia romántica de Raimundo Silva a partir de la alteración al mismo tiempo que nos narra la Reconquista portuguesa a tráves de los ojos de un "re-conquistador" portugués y sus propios romances. Esos líos de faldas, no les digo pué.

El único individuo que desde 1996 hasta la fecha (hagan ustedes las mates) he tenido el gusto de decirle jefe y tratarlo como tal me dijo una vez a Saramago hay que leerlo con un buen tequila a la par debido su uso de oraciones más largas que mi... tatuaje en la espalda (malpensad@s). Y bueno tiene razón, leerlo al nobel del 98 no es así nomás. Eso mismo le cuento yo a Doña Clemenza, la única persona con quien puedo discutir de libros por horas. Le contaba a Doña Clemen como ni siquiera llegué a la página 100 de El Hombre Duplicado. Era como cruzar un pantano, cansadísimo le dije. Ambos coincidimos en que su Ensayo sobre la Ceguera es muy bueno pero también en que no es así nomás hacerle la entrada. La Historia de la Toma de Lisboa, en cambio, se lee muy bien.

Claro, ya lo he dicho antes, la novela histórica es para mi lo que la guayaba es para los politiqueros chapines: un objeto de deseo. Pero es por eso mismo que me pongo exigente, así como cara, ejem ejkiumí, mano dura levanta su puño y yaMATEi levanta su dedo, yo abró una novela histórica con mucha ilusión esperando lo mejor. La Historia de la Toma de Lisboa no me decepcionó. Saramago no se deja llevar por las grandes oraciones que no le dan pausas al lector como para tomar aire, asimilar y luego seguir. Es más relajdo en este sentido pero al mismo tiempo nos deleita con su hábil uso de la metáfora para presentar una alegoría a lo que podría ser sus recuerdos sobre la vida en el centro histórico de Lisboa, donde él creció. De una forma romántica, Saramago profundiza sobre la historiografía, el lenguaje y el autoritarismo. Este romanticismo que el autor aplica hace que muchos de estos elementos fluyan de forma sencilla, fáciles de ser identificados y digeridos por el lector. La Historia de la Toma de Lisboa es un excelente libro, muy recomendable para todos pero en especial aquellos que les guste la historia o que tengan recuerdos de algún encontronazo romántico o, como es mi caso, un lío de faldas que los deje meneando la cabeza y repitiendosé una y otra vez en que mierdas estaba pensando.

PD: fi fa fu... fun fo me la próx. un cacho de música.

PD2: Muchas mierdas que discutir en el calzoncitos este finde que se viene, no se si hablar de nuestra identidad como chapines o de Cuba en la OEA o de si se disfruta más ver a tu equipo ganar o ver perder al equipo que odias, diganme ustedes, yo pongo los frescos!

PD3: ¡feliz cumple raggamuffin!


10 comments:

Abril said...

Saludotes!!!!!!!!

Nancy said...

Sigues serio mi Kontra... a pesar de que no lo pareces en este post, sigues serio.
En fin, quisiera leerlo. Me encanta Saramago, pero no he leído tanto de él. Mi favorito, a pesar de lo que digan los más especializados, sigue siendo Todos los nombres. No sé por qué me identifiqué tanto con ese libro.
Y bueee, el ensayo sobre la ceguera me encantó, lo mismo que el de la lucidez.
Pero bueee.
Yo no cambiaría nada de mi vida, ni aunque fuera otra. La verdad me ha tocado empezar de cero tantas veces, retroceder tantas veces, despegar tantas veces, que a veces creo que ni aunque llegue a la edad en que murió mi abuela (102 oficiales, pero tenía más) voy a poder hacer algo. Con todo, me quedo como estoy.
Apapachos, muchos

el Kontra said...

Abril: Besooossss!!!!

Maestrísima del paint, los apapachos y los premios: esque te confieso, mi verdadero yo esta bastante feliz y por eso yo ando serio para mantener el balance, a la mayoría baboseo (pero no les contes) pero vos sos muy pilas, además se que en cualquier momento me mandas al gatuco y bueno... mejor ni pensarlo :(
A veces sentimos que no hemos nada Nancy, pero lo que cuenta son los detalles, pero se nos pasan por alto en ocasiones. Si supieras a cuantos nos das una sonrisa (a pesar de lo serios que podamos estar) con tan solo ver tus dibujitos y leer tus historias, creeme has hecho miles y por eso yo tampoco quisiera que cambiarás nada :)
Yo en cambio, cuando te cuente ese pasaje, hasta el gatuco se va asustar jejeje... Abrazoteeeeeeee!!

ChataOi said...

He peinado mucho la idea de leer a Saramago pero por x o y razòn siempre me evade. Cuando ando buscando material de lectura agarro y agarro libros y a la hora de depurar en la caja registradora por falta de lenes, ya van 2 o 3 veces que he tenido que dejar a Saramago.

Vos ke convenciste ahorita que es lectura de rigor...

Camarada....honestamente, pienso que al Compañero Fidel y a Cuba le deberìa valer madres entrar tantos años despùes a la OEA. Es màs, me atrevo a decir que la OEA deberìa de desaparecer ya que sòlo ha sido una forma de mantener una influencia e intervenciòn polìtica y econòmica desmedida por parte del Imperio hacia los estados latinoamericanos. Yo voto por la creaciòn de la OEL (Organizaciòn de Estados Latinoamericanos.

Soberanìa y no intervenciòn!

Once again.....se discute con litro en mano...

ixmucane said...

Hola Kontra, perdona que no he comentado mucho, pero ando sin interné en casa y ahora me estoy capeando un poco del chance para escribir, pero no le cuentes a nadie ;-)
Me alegra saber que no soy la única que no pudo terminar de leer El Hombre Duplicado. Creo que también me quedé como en la página 100.
Ensayo sobre la Ceguera es super bueno. Es como lo que decían de La Pianista, "te arruina el día pero a un nivel muy alto" ;-) Me gustó tanto que no he querido ver la película.
La Historia de la Toma de Lisboa suena muy interesante. Lo agrego a mi lista de los To Do's. ;-)
Lo que a mí me gustaría es, por ejemplo, saber qué hubiera pasado si hubiera tomado otras decisiones. Solo así, por curiosidad.
Y en cuanto a tu asunto de faldas, otra vez cito a Allen: "Sex without love is an empty experience. But as empty experiences go, it's one of the best" ;-)
El tema de calzoncitos: yo voto por los equipos.
Un abracísimo.

la-filistea said...

Sobre la OEA: butacas llenas, butacas que vacías, que más dá.Ahí se lavan nuestros sentimientos e ilusiones como estados, como un vil negocio socio.

Saramago:
Ouch! hablar de Saramago es algo complicadón, yo lo eleve a una categoría especial. Un hombre que es capaz de utilizar la metáfora de esa forma es alguien que se conoce bien, que no miente cuando expone de esa forma lo más intrínseco del ser humano.
Me gusta la forma en que utiliza el "nosotros" como narrador.

Yo no puedo leer dos libros de él seguidos. Creo que mueven demasiado adentro y con uno basta para quedar un buen rato pensando.

Ensayo sobre la ceguera fue el primero que leí. Ensayo sobre la Lucidéz, me pareció algo aburridón pero me lo terminé.

Uno que es buenísimo es "Las intermitencias de la Muerte". Una de las cosas que me encanta es cuando enfatiza sobre su "ateísmo" que creo que a la larga no lo es tanto.

Apunto este, para cuando tenga chancecito me vuelo Kontra!! (bueno, no a vos, al libro)

¡Va puee ohh! como dirían en mi pueblo!

el Kontra said...

ChataOi: Vale la pena hacerle ganas a esos autores de vez en cuando. Interesante lo que decis sobre la OEA, apuntado. Y bueno, definitivamente un litro nunca cae mal. Saludos!!

Ixmucané: No hay clavo, my lips are sealed. A mi la lica Blindness tampoco me llama mucho la atención, pero eventualemnte la veré. Allen, que sabio, pero ese mi clavo, juelassss... en fin, apuntado sobre los equipos ;) abrazo.

Filis: Otra OEA (gana 2 a 1). Si vos de acuerdo, Saramago es un monstruo de las letras que hay que darse su tiempo para agarrarle la onda, lo cierto es que no había notado muy bien el "nosotros" pero hay tanto de él como para analizar y discutir... Oooh vaaa pué!!! como dicen en el mío ;)

femme d chocolat said...

Ahh, ya lo creo que habría momentos de mi vida que me gustaría cambiar... A menudo ... momentos, o movimientos de ficha que no hice yo sino otros, y que me condujeron a rutas o situaciones en las que nunca debí estar.
Sí, soy de aquellas que confiesan que hay más de un movimiento en mi vida que me hubiera gustado cambiar, o que nunca se hubiera producido. Sin embargo los he encarado (todos) tal como han venido, con la mayor amabilidad y sonrisa de la que he sido capaz y calzándome el chubasquero/impermeable para que terminara afectándome lo menos posible y aún encima evitando causar daño (por activa o pasiva) a quien me infringió el daño... que eso ya ...¡ es de tontos!; pero soy soy tonta, sí, lo confieso también.

Pero sí, ya lo creo; a veces pienso que fue una cuestión de segundos; de una cosa tan tonta como adelantar por casualidad la hora de salida de un trabajo en el que tampoco debía estar, pero que circunstancias que no decidí yo me hicieron estar ... lo que hizo coincidir en el tiempo y espacio un encuentro insólito que repercutió durante tiempo y tiemmmmmmmmmmmpo después ... y que , por circunstancias de la vida, se repitió años después... convirtiéndose malamente en una especie de noria de hamster, una especie de extraño loop del que no poder salir.

Realmente espeluzna un poco .

Pero hablando de otras circunstancias , completamente opuestas... poder hablar con calma hubiera sido fantástico, poder explicar... o que el hilo de entendimiento hubiera sido más fluido para comprender... para poder decir, sin tabúes .. ...
Son situaciones complejas que hay que encajar como vienen; que uno se da cuenta en el momento de que : un mal movimiento hecho entonces puede acarrear consecuencias nefastas para uno u otro, o ambos, pero que : no moverse las trae malas también. Una no sabe qué hacer entonces, pero opta por lo malo, y no por lo nefasto . "De los males: el menos", decía mi abuelo y es una máxima que siempre puse en práctica . No siempre se me entendió. Pero mi consuelo fue saber que hice lo correcto, aunque la otra parte no lo supiera de momento . Lo supo después. Afortunadamente el tiempo siempre ha corrido a mi favor. La desesperación de no saberse comprendida acompaña también en esos caso, claro, y largo... y muy muy duro... Pero..

Sí, realmente como dices, deja la cabeza tambaleando .

En mi caso la frase que me digo no suele ser "¿en qué estabas pensando?", a menudo la que yo me digo se parece más a : "si pudieras ver lo que realmente pienso..." ; a menudo, esa frase -que no digo- va acompañada con un gesto muy característico mío: morderme el labio inferior para evitar hablar. Simbólico, ¿no?
Son formas de ser. Yo admiro a la gente espontánea, no creas, la admiro de verdad, me parecen libres, libres de educación y de forma. A mí me entrenaron para para calibrar y medir cada paso a dar antes de darlo, para sopesar ... Entrenamiento de funambulista casi , sí, pero así es.

En fin, que me metí de pronto aquí en un berengenal que no tiene mucho que ver con el libro, lo sé, jajajaja, pero ...¡qué esperas, si ya me conoces y sabes que a mí me falta una tuerca ! Si no, dime : ¿cómo rayos iba a ir sinó montada en moto llevando puestos los patines?

^_^

Pues eso. Beso majareta, pué

Me alegra saber que tu yo anda bastante feliz...

Nancy said...

Kontra, Kontrita... casi me hacés llorar. No me digas esas cosas que soy re sentimentalona snif... pero me pusiste tremenda sonrisota de oreja a oreja.
Y bueee, ¿pa cuando la historia?
Te prometo que guardo bien al gatuco.
Ah, opino igual que la Filis, no puedo leerme dos en línea de Saramago. Cuando termino uno, como que me queda un efecto alucinante que me impide tomar otro... aunque sea de otro autor.
En fin...

el Kontra said...

FEMME: linda si a vos te falta una tuerca a mi me falta la mitad del chasis :) no te enetiendo, bueno claro, cuando un tercero te mete en una situación de esas complicadas, claro es de cambiar, pero yo a todo le procuro ver el lado positivo sabes. Pero hay cosa en las que no se puede encontrarle el lado positivo porque simplemente no hay, en ese sentido me siento afortunado como te digo, porque solo un pasaje en mi vida cambiaría, de ahí todo bien.

Naaaancyyyyy: Es cierto queridisima maestrísima, pronto te contaré, que estes muy bien abrazoteeee :)