No se por qué estoy aquí... ¡¡¡pero aquí estoy!!!

Tuesday, October 14, 2008

el porno de hoy: mercado y tendencias



La industria pornográfica vive de las tendencias, independientemente si se originan en la misma o si las copia del cine o la televisión, la norma es que si una fórmula vende todos la deben copiar. Al contrario de la industria de cine tradicional, el éxito económico del porno no reside en los productores de películas sino en los distribuidores. Por ejemplo, un productor y director de películas de adultos como el italiano Rocco Siffredi gana alrededor de 15,000 euros por película. Su distriubuidor, el gringo John Satgliano y su distribuidora Evil Angel, gana 10 veces esa cantidad por distribuír esa película a las principales sexyshops del mundo.

Así es como funciona el negocio a la luz del día. Sin embargo, tanto John como Rocco ganan un porcentaje extra por autorizar la copia de la película en un formato de menor calidad para que sea distribuída bajo de agua con la seguridad que los piratas no serán demandados. Esto se debe a que existe un elemento del crimen organizado entre los distribuidores de porno (esto también contribuye a que la pornografía sea vista como algo intrínsicamente malo). En los países en que la pornografía es prohíbida total o parcialmente, o es simplemente mal vista, existen distribuidores que introducen la misma de forma ilegal (en la mayoría de ocasiones con el auspicio de los distribuidores legales). Un ejemplo de esto es la mafia japonesa Yakuza.

En Japón, la pornografía es censurada por ley. Lo que le da la etiqueta pornográfica a una película o la clasificación de triple X son las escenas de penetración (el sexo oral se mueve en un área gris dependiendo del país). Existen miles de películas porno en Japón pero en todas las escenas los órganos reproductivos de las mujeres y los hombres son tecnológicamente censurados. Producir pornografía sin censura en Japón es duramente penado por la ley, sin embargo el rigor de la justicia no es el mismo si se distribuye pornografía occidental sin censura. Es por esto que los Yakuza importan porno occidental en grandes cantidades para distribuirlo bajo agua, en clubs privados o con pequeños vendedores (al igual que se hace con las drogas).

Todo lo anterior ha cambiado, como tantas otras cosas, con el internet. En efecto, la mejor fuente de pornografía es la world wide web. Es aquí en donde se pueden apreciar las tendencias que sigue la pornografía en general. Si bien se encuentra de todo para todos, lo que más vende es lo que más demanda tiene. Al igual que la televisión ha estado multiplicando ad nauseam los reality shows, el mundo del porno no se ha quedado atrás y hoy el tema en boga es el reality porn.Los realities en el porno no son como los programas que vemos en la tele, aunque han querido ser reproducidos. Estos tienen un enfoque diferente. Para empezar todos aplican un estilo gonzo (algo muy popularizado en los noventas y que lo mantienen vivo grandes directores como Rocco Siffredi y Christoph Clark). Para no extenderme, el estilo gonzo significa que es filmado en primera persona (el director es un protagonista activo en las escenas).

¿Cómo son? Escenas sencillas de media hora aprox: Un par de cuates se pasean en una panel, le "dan jalón" a una chava que se casaquean para que se heche un palo con ellos; una profesora le da clases privadas a un estudiante o lo castiga por mal portado y para "abusando" de él; un turista "se pierde" en una ciudad y le pide direcciones a una patoja a la que para seduciendo, etc. Curiosamente los que más imaginativos pretenden ser son los que pierden: Jefe de la mafia de principios de siglo extorsiona a sus clientes quienes a falta de pisto ofrecen a su hija para saldar la cuenta... entre más elaborado menos recepción tiene. Los costos son bajos, solo se necesita un actor, una actriz y la cámara (y el que graba si no es que es uno de los actores).

La fórmula es alimentar fantasías clásicas y recurrentes de forma rápida y al grano sin contar historias y sin elaborar mucho en el sexo, tres a cuatro posiciones en veinte minutos y basta. La nueva formula génera bastantes billetes y mantiene a la mara contenta, algo muy parecido a la comida rápida y al igual que esta, el resultado es un producto basura. Honestamente no podemos hablar de calidad en la pornografía, esta se reduce a una cogida (buena o fingida) y basta, sin embargo se pueden apreciar diferentes estilos de diferentes directores que nos logran entregar una visión diferente al acto sexual, varios de estos, como Rocco y Clark por ejemplo, que han sacrificado cobrar un putazal de plata por seguir haciendo licas como les da la gana.

Fotos: 1) el distribuidor en jefe: John "Buttman" Stagliano; 2) japoneses entacuchados, para efectos del blog digamos que son mafiosos Yakuza; 3) tocar pero no ver, el porno japonés; 4) Rocco Siffredi; 5) Christoph Clark; 6) cómida rápida = cómida basura = reality porn


9 comments:

miquelet said...

Según he escuchado (o leído, ya no recuerdo), parece que quiere introducirse el género que persigue la realización de una película con una trama normal y elaborada, pero en el que las escenas de cama son explícitas. Son películas como "Shortbus", "Nine songs" o "fóllame". Espero que este tipo de cine progrese por este camino.

Salud.

Fernando Ramos said...

Pienso que es muy difícil que las películas porno se ponga serias, es decir que lleguen a tener un guión elaborado, es lo mismo que pasa con las películas veraniegas, todas buscan solo entretener, por eso es que existen los géneros.

Una buena mirada al mundo del porno es aquella película que no es porno, Boggie Nights, supongo que ya la viste master. Un día de estos la comentaremos.

Saludos

Nicté said...

tanto te inspiré?

Nancy said...

No tengo mucho que opinar al respecto. Pero tu post me hizo recordar que hace unos 20 años, o un poco más, en el cine Doral (que, entiendo, proyectaba porno) se anunciaba en cartelera El amante de Lady Chaterley, con Sylvia Kristel como protagonista. Supongo que ese nombre les sugería a los encargados de clasificar los filmes que era una película porno, jajaja.
Según supe, la gente salía decepcionada de esas funciones...

Juan Carlos Lemus said...

No he visto muchas licas porno, más bien, no he visto muchas licas en general.
un día, hace como 20 años, me metí al cine sexta avenida. era una lica bien explícita, con frotación y chispas. pero tenían escenas que parecían recortadas de otras licas.
me pregunto si los que mencionás también hacen ese tipo de trampa y se lsa dan a los distribuidores, de manera que ganan menos que ellos pero saben que se los están cogiendo, digo, para estar a tono con el tema.
es sorprendendente los pistales que se ganan con la industria del sexo. si es tan condenable en japón, ¿por qué son tan creativos en sus escenas porno? por qué, por qué, por qué?...

Shoplifter-Davide said...

Silvya Kristel AKA Emmanuel hizo dinero pero lo perdio todo, aunque las secuelas son pateticas, cabalmente lo de hoy en dia es eso que decís mientras más casero mejor, abundan los sitios en internet en ese estilo en donde estan en la calle y se casaquean a una chava que podria ser tu vecina, tu cuata del colegio etc, lo que interesa es que sea alguien normal sino no tiene chiste y a larga pues resulta mejor digo you porque a veces las peliculas porno son tan largas y tan repetitivas que terminas aburriendote o durmiendote porque la trama se quedo en lo mismo.

El Kontra said...

Maestro felino: Nine songs y fóllame son excelentes películas pero siguen sujetas a la dictadura de los censores. Saludos.

Master Ramos: Estoy de acuerdo, las películas porno entretienen más no aportan al arte. Aunque Miquelet da en el grano en que el arte puede incluír lo erótico sin tapujos.

Boogie Nights es la historia verídica y muy acertada de la vida de John Holmes, la primer gran superestrella del porno masculino que trágicamente murió de sida.

Nicté: admirada y respetada Diosa, vos sos siempre una inspiración, aunque si me hubiera inspirado en tu último post para escribir probablemente hubiera, eeehhrrr, digamos, "manchado el tablero" ;) un afectuoso saludo, maestra de lo erótico, sos los máx ¡!

Maestrsisísima Nancy: tu opinión es la más respetada en este despepito, como vos tan cariñosamente le llamaste. Silvia krystel es una de las actrices del cine erótico más fabulosas que hay. Los que salieron decepcionados se perdieron lo bueno, pues lo erótico, en mi opinión siempre superará a lo explícito.

Moscardonus Maximus: no maestro, Siffredi y Clark son artesanos que les fascina su menester y se preocupan por los detalles, prefieren su cheques pequeños en comparación del otros, pero su felicidad reside en "hacer el amor y no la guerra". Salve maestro.

Davide m8: tenes razón, pero está formula en tan pocos años se ha vuelto aún más repetitiva y llega a aburrir, igual todos hay para todos los gustos, yo en lo personal me quedo con los viejos maestros: Siffredi y Clark.

Alexxx said...

Que buen post men, muy buena informacion, pareciera que sos un guru de la porno. Pero si la porno ha cambiado mucho, la otra vez estaba cambiando de canal, de repente me situe en el cinemax, y habia un programa donde dos mujeres estaban teniendo sexo, pero estaban en una como cama y al rededor de ellas estaban varias personas comodamente sentadas en sillones observando, y cada accion que hacian aplaudian, era un espectaculo para ellos, como un acto de magia, con cada truco venia un aplauso. Y habian hombres y mujeres, tranquilos, muchos tomando bebidas, otros fumando; pero todos viendo y aplaudiendo, y entonces dije yo: que putas pasa ahi, todos aplaudiendo a las mujeres como tienen sexo. No se, lo vi estupido, cada quien en su mundo. De todo hay en este mundo.

El Kontra said...

Alexxx: Con una cuate quisimos incursinar en la industria del porno como productores (no se ahueven, nada de actores) y no resultó pero aprendimos muchas cosas. Saludos.