No se por qué estoy aquí... ¡¡¡pero aquí estoy!!!

Saturday, October 25, 2008

Los invisibles

O despreciables, o indeseados, o desechables. Son un producto residual del sistema neoliberal de los últimos treinta años. Son los perdedores del mercado. Son aquellos que dejaron sus tierras en busca de una mejor vida para los suyos. Son los hijos que dejaron atrás. Son aquellos que un día se despertaron sin trabajo o que nunca tuvieron y siguen buscando. Son los hijos de los desempleados. El sistema los produce y a la vez los rechaza. Sobreviven en las periferias urbanas. Son de todos los colores, tamaños y creencias. Son los protagonistas diarios de las noticias pero no los queremos ver, no queremos saber de ellos, quisieramos que no existan. La justicia no es ciega con ellos, ya están condenados antes de ser oídos. Así responde el sistema, igual que lo hizo un tipo llamado Adolfo en 1942: ¡exterminio!

Los queremos evitar. Pero ahí están, más cerca de lo que creemos (y queremos). En las covachas de los barancos de la Ciudad de Guatemala; en los barrios más pobres de San Salvador y Tegucigalpa; en el Barrio Campo Bruce de Managua; en Chiapas y las ciudades fronterizas de Baja California; en el Bronx; en el centro sur de Los Ángeles; en Ciudad Bolivar en el sur de Bogotá; en las favelas de Río, en el Barrio Ejército de Los Andes, más conocido como Fuerte Apache en Buenos Aires; en el extrarradio de Madrid; en el distrito de Le Raincy en Seine-Saint-Denis al noreste de Paris, en Hackney Downs al noreste y Peckham al sur de Londres; San Salvario en Turín y San Luca en Calabria y así siguen y se extienden por todo el mundo, cada vez más cerca, a la vuelta de la esquina.


Pero el sistema no desiste. ¡Hay que acabar con ellos! ¡Liquidarlos! Políticas de Mano Dura le llamamos en Centroamérica, algo así como limpieza social por decreto. Pero el sistema no puede y ellos siguen ahí, eso sí cada vez más enojados, con más furia. Si no pueden ser una parte integral de la sociedad por las buenas entonces lo serán por las malas. Cada día están más armados, más organizados y ya hicieron sus paces con la muerte, no tienen nada que perder y todo por ganar. El sistema provocó esta guerra y nosotros somos cómplices. ¿Hasta cuándo pensamos cambiar el sistema y proponer una verdadera solución? ¿Hasta cuando nos daremos cuenta que el verdadero enemigo no es de carne y hueso sino la desigualdad, pobreza y discriminación provocadas por el actual sistema? ¿Tenemos tiempo? No sé, pero ellos tienen un reloj de arena y no piensan darle vuelta.


PD: En el 2005 escribí (bajo otro pseudónimo ya jubilado) un pequeño artículo sobre las revueltas de los barrios marginales de Paris criticándo al gobierno de Chirac (en particualr a Nikolas Sarkozy entonces Ministro de Gobernación) por la forma en que trataron el asunto. Quise seguir esa misma línea con este post después de haber leído a los amigos Guatemalidades y Callar también es mentir cuyos posts me recordaron desempolvar el disco duro de la shola y escribir esto.



11 comments:

Nancy said...

La aclaración final no era necesaria, Kontra. Es cierto, si no somos autores, somos consentidores de un país de desigualdades. Hay quienes pretenden "lavar" su conciencia dando limosna, pero no es así como se va a integrar a esta gente a la sociedad. Hace falta cambios estructurales profundos para que la cosa camine. El presupuesto de la nación es una burla, refleja lo que es importante para quienes mandan. Por eso hay invisibles, por eso no hay ni fut... Pero bueno, ya tu blog, Guatemalidades y Callar... lo han dicho mejor de lo que yo pudiera decirlo. Es bueno empezar el día con conciencia y una profunda reflexión.
Saludos y un grandioso día.

el Kontra said...

Maestrísima Nancy: Si en lo que más me debatí fue en esa aclaración pero como dicen los patojos "por si las moscas".
Mil gracias y feliz día a ti también.

el Kontra said...

Gracias nuevamente Nancy, mejor la quite.

Nancy said...

Ay no, Kontra. Me hiciste sentir censora. jajajaja

Abril said...

Fuera del rollo social que dia a dia crea un problema serio en nuestro querido pais, lo que mas me mata son los niños, porque al final de todo son seres indefensos que viven una realidad que no pidieron.

Y fijo no dejo de sentir culpa por ellos, pero cuando puedo no lo soluciono dandoles dinero, mas bien les compro comida. Y controlo bien que se lo coman.
Talvez no es mucho, pero trato de poner un granito de arena.

el Kontra said...

Maestrísima Nancy: Nada que ver, tu observación era necesaria.

Abril: Hola, tenes razón pero es un problema de fondo pero que en mi opinión en prácticamente todo el mundo los gobiernos buscan solucionar el problema escondiéndolo o enfrentarlo radicalmente, nadie lo hace desde la raíz. Saludos

PROSÓDICA said...

Hey Kontra!... ah todo esto, por qué Kontra? (pura curiosidad). Ta chilerona también tu foto de perfil. Ahora dentrándonos en la onda y dejando a un lado la cantineada (jejeje pajas), me interesa muchísimo esa crítica que decís que has escrito sobre Chirac y demás. Si me permitieras tener acceso a ella o leerla, estaré muy agradecida con vos... me interesa el tema... tengo una predilección por Francia y es raro que alguien aquí escriba sobre ese país algo distinto al turismo.

Sobre lo demás, ¿qué propones?. Últimamente he estado pensando mucho en eso de los sistemas precisamente...

Me gusta tu blog, me gusta. Gracias por haberme visitado y traerme hasta acá...es grato venir.

el Kontra said...

Chau Prosódica: Gracias, gracias y miles de gracias más (es que me intimida ver directo al barril) trataré de ser breve. Kontra por ir contra la corriente (porque al final hay una catarata - muy político: metáfora del mundo en que vivimos)auunque no escribo mucho sobre el tema político por el momento.
Lamentablemente ese artículo ya no lo tengo fue algo que escribí en un boletín eléctrónico y a veces impreso hace tres años, este post iba algo en esa línea pero aterricé más en Guate. No tengo copias y me resulta casi imposible recuperarlo. Pero te mando un mail para comentarte lo que puse cuand pueda.
¿Propuesta? Uff no me da espacio para empezar, pero te escribo cuando pueda, pero un cambio no a través de una revolución dirigida sino de un caos, una anarquía generalizada, un... despepute ;)
Gracias, tus blogs también se ven chileros, me dare mi tiempo para irlos a leer a fondo. Tanti Saluti.

Black! said...

lo mas chingado en una sociedad es que no quiera ni siquiera aceptara sus propias cagadas, todo fenomeno social tal como el que escribis en tu post es el resultado y el reflejo de cientos de años de marginacion y segregacion racial, economica y politica, guatemala hoy atravieza la era de una sociedad violenta todo eso gracias a que 36 años de guerra y ya mas de 20 de gobiernos democraticos corruptos y clasistas han llevado a que las poblaciones marginales y sin educacion se revelen contra el sistema claro teniendo a la mano lo que sea con tal de sobrevivir... muy facil es decir matenlos o marareo visto marero muerto peroquien realmente da la cara para decir cambiemos la actitud de esa gente que esta causando un daño social... la verdad nadie... en fin que buen rollo leer esta onda

el Kontra said...

Black!: Gracias men, aunque en mi opinión es un fenomeno internacional, aquí aterrizé con Guate, pero pasa en todo el mundo hasta en los países más "avanzados". Saludos.

PROSÓDICA said...

Ah pa´qué me dijiste!! ahora espero mi correo jajaj..