No se por qué estoy aquí... ¡¡¡pero aquí estoy!!!

Wednesday, October 1, 2008

El placer de comer Chiky


Pocos son los antojos melindrosos que mantengo desde que era wiro. "Hay que aprender a comer de todo" decía mi viejo y lección aprendida (aunque la mierda solo figurativamente hablando como el resto de nosotros). Pero si hay un manjar al que me he aferrado desde que tengo memoria son esas galletitas que le agradezco a los ticos de Riviana Pozuela haber inventado.

Para mi nunca ha existido una etapa del día para no poder disfrutar del delicioso menage a trois entre dos galletitas semicrujientes de vainilla y su simple pero exquisito relleno de chocolate. Me recuerdo cuando estaba creciendo y por x o y razón era todo enclenque y la santa de mi vieja para ponerme cachetón y chapudo me daba leche con sustagen la cual me bajaba en compañía de las eternas galletitas. Igual pasaba los días fríos y lluviosos como los actuales en donde me las comía con un vaso de leche caliente con milo o nesquick viendo Mazinger, Candy o los Picapiedra. También eran la comida de rigor en la tardes soleadas después de patear la pelota de trip'e coche en el patio de atrás y me las comía en compañia del respectivo Toki, Sipi, Tang, Cuquito, Fun C o Yogu Yogu. Los fines de semana en la casa de mi abue después del retoso, travesuras con nalgadas incluídas o no, las chiky estaban sobre la mesa con el agua de canela o la horchata de mis tías. Eran como el postre después de la cena viendo Magnum o Miami Vice.

El tiempo pasa y las bebidas han ido siendo sustituídas por cerveza, ron, whisky, aguardiente y demás, da igual, las chiky van con todo y las sigo disfrutando a cualquier hora del día como siempre lo he hecho desde que me recuerdo. Me llevo mi paquetito para después de almuerzo y les deseo un feliz día a las niñas y niños que llevan dentro a su recuerdo van las chiky de hoy.


13 comments:

Fernando Ramos said...

Le cuento una cosa, Master Kontra, cuando yo era patojo, enclenque igual que usted, las galletas Chiky eran un manjar prohibido para mi, porque los dos centavos que me daban para llevar a la escuela, no alcanzaban para comprarlas; por eso no les agarré el gusto, pero tampoco aversión, siempre que algún cuate llevaba un su paquetito, todos le caíamos y le bailábamos las cookies.

Hay algo que nunca supe, quizá usted que es un gurú de las galletas sepa, ¿tienen el chocolate arriba o abajo?

Juan Carlos Lemus said...

maestro Kontrac-tual

ya lo dijo don ramos: las chiky fueron un gusto burgués de la clase privilegiada. Le sugerimos, compañero, que revise la ruta, etcétera. Es broma. yo también las comí. Las chiky son una bendición. Aunque a mí me gustaba más el sabor a chocolate que tenía la challito, no sé por qué, siempre bajo la lengua.

Patricia Cortez said...

para mi están prohibidas las chiki, demasiado calóricas.
mi pobre hijo que lleva refacciones nutritivas suele cambiar sus manzanas y peras por galletas chiki, pero yo no las compro.

El Kontra said...

Chief Ramos: Hay que encontrarle el gusto a lo prohibido. A mi no me las daban de a montones pero me las ingeniaba para conseguirlas y parte de los lenes ahorrados me los tronaba en la tiendita del otro lado de la calle (En chikys y cincos invertía en aquel entonces). Lo del chocolate es para investigación de tésis sin duda alguna.

Cacique Lemus: Sin duda un privilegio, la santa de mi vieja las escondía y si me cachaba con un paquetío sin su visto bueno se venía la bendita chicoteada, pero valía la pena, igual solo cosas buenas salen, le agarré más gusto a las chiky pero al chicote también.

Maestra Cortez: yo pasé exactamente por lo mismo que su hijo, mi mami también me daba refacs nutritivas en mi lonchera de CHIPS y yo las hacía cambio por Chikys y picarones. Dele tiempo y va a ver como de más grandecito le va a agredecer lo nutritivo, yo eventualmente aprendí a alimentarme bien y dejé de ser enclenque. Pero como dije más arriba siempre debemos tener cuidado con lo prohibido pues eso a veces hace las cosas más apetecibles. Saludos.

Nancy said...

Yo también comía Chikys viendo Candy. Y sólo por temporadas les ponía refacciones nutritivas a mis hijas. La verdad, la verdad, me encantan las galletas esas y se las compraba a mis retoños pues siendo la vida tan corta ¿por qué no darse gusto con las cosas ricas?
Soy adicta al sarosanto chocolate calórico. Poca fuerza de voluntad, es cierto, pero... ni modo.

El Kontra said...

Maestra Nancy: Todo debe tener un balance. Yo como de todo, procuro mantener la linea, comiendo bien entre semana y los fines de semana darme gustos. Voy de lunes a viernes al gimnasio y los fines de semana parrandeo y me hecho los tragos. En diciembre soy un desastre: chupo, fumo y me desveló a diario, pero a partir de enero retomo la disciplina. Eso si, las chiky no las cambio por nada.

Nancy said...

Bueno, no soy tan desequilibrada. También trato de comer saludable y que mis hijas coman saludable. Pero no tengo tanta disciplina. Yo hago ejercicio en verano, pero no en invierno porque lo que hago es caminar y por mi casa se hacen grandes lodazales.
No parrandeo y no tomo licor porque creo que nunca les encontré sentido a esas cosas.
Y bueno, a lo que no renuncio es al chocolate en cualquiera de sus presentaciones. Lo adoro

El Kontra said...

Professoressa Nancy: Mi mamá, que es una santa y la quiero miles, no lo piensa dos veces me cambia por un toblerone cualquier día de la semana (ni digamos la barra entera, por un triangulito me manda al traste)

esnecesariohabervivido said...

no hay nada mejor para el monchis q las galletas chiky!!!

El Kontra said...

esnecesariohabervivido: de acuerdo contigo, no se ha vivido sin haber disfrutado unas chiky

Shoplifter-Davide said...

Las miticas Chiki, aun las como, pero las que son de chocolate por completo no muy me gustan me quedo con las tradicionales, quien no se acuerda de ese anuncio de los dos guiros pendejos peleandose por las chiki, aunque tambien estaban las cro-kant que son igual de miticas.

Saludos.

El Kontra said...

Davide: si las cro-kant también son ricas pero me quedo con las chiky.

kike said...

francamente no se porque dará el problema, ahi te añadí a mi Gtalk