No se por qué estoy aquí... ¡¡¡pero aquí estoy!!!

Thursday, October 30, 2008

Halloween Special. Part three: Combatiendo al horror con terror

mejoration... totalitation!

Embutidos y disfraces... dulces y verduras... se viene el triko triko y se viene el fiambre, lo nenes entusiasmados y las mamis y los papis ajetreados (más las mamis me imagino, no se cuantos papis preparen fiambre).

Los clásicos símbolos de Halloween son las calabazitas sonrientes, los fantasmitas, las brujitas y los draculitas y vampiritos. Las calabacitas solo sirven para adornar, nadie se disfraza de fruta o verdura (los nenes no se ven "cool"). Disfrazarse de fantasma ya no tiene gracia: una sabana con hoyos demuestra cero originalidad, a menos que tengan una crema o pastilla que los haga invisibles o medio transparentes ni lo intenten. Las brujitas son bonitas y pueden ser originales pero solo para las nenas, a menos que quiera traumar a su varoncito de por vida ni lo piensen (lo de brujo no vende tampoco, a menos que haga consultas a domicilio). Ahora bien, de vampirito, esa sí es otra historia. Los varoncitos por lo general son Drácula y las nenas Draculinas, aparte del detalle de los colmillos falsos, le pueden dar rienda suelta a la imaginación. Si se les acaban las ideas (y el pisto) lo de Drácula/ina es una buena opción. Al contrario de otros personajes popularizados por los disfraces de estas fechas, Drácula está basado en un personaje real: el príncipe Vlad III de Valaquia conocido también como Vlad el Empalador y Vlad Draculya.El Imperio Otomano (surgido en lo que hoy es Turquía) ha sido el Imperio de mayor duración en la historia (más de 600 años) y fue también uno de los más extensos. Alcanzó su máximo esplendor a inicios del siglo XV cuando inició su expansión en Europa, particularmente en los bálcanes y los cárpatos. Como todo Imperio, su expansión usualmente se dio por las malas. Invadián pueblos y sometían a su gente, aunque fueron bastante tolerantes religiosa y culturalmente hablando (como muestra un botón: eran islámicos pero en aquel entonces acogieron a muchos de los judíos expulsados de Europa y les permitían mantener su religión y costumbres). Pero su expansión era éxitosa debido a su ejército. Los Otomanos formaron un cuerpo élite dentro de sus fuerzas armadas, un grupo de guerreros que históricamente son quienen más miedo han despertado : los jenízaros. Estos pizados han sido sin duda los más malos de los malos, a los hunos y su líder Atila se les atribuye érroneamente este puesto pero fue solo por ser el primer grupo asiático que llegó hasta las puertas de Viena. Pero no, mis estimados, los hijos de puta más malditos de la historia son estos pizados que les cuento. Me resulta difícil hacerles analogías con guerras modernas pues parecería que le falto el respeto a los millones de víctimas inocentes de las atrocidades de las guerras del siglo pasado y de este siglo, pero creanme, estos cerotes han sido lo peor. Los jenízaros eran niños que quedaron huérfanos o fueron encontrados o robados de sus padres. Eran en su mayoría eslavos y desde niños eran criados única y exclusivamente en como ser aguerridos, crueles y sangrientos combatientes. Le eran fieles al sultán a cargo del Imperio y no recibían un pago por sus servicios, peor aún, tenían luz verde para hacer lo que quisieran con las fortunas, recursos y personas del pueblos invadidos. Invadían, usurpaban, quemaban, torturaban, violaban, hacían lo que se les venía en puta gana con lo que putas o con quien putas quisieran. Así creció el Imperio Otomano de la mano de los jenízaros que eran el horror en carne y hueso.


Ya tomados los bálcanes, los jenízaros avanzaron en dirección del sistema montañoso de Europa del Este, los cárpatos. En lo que hoy conocemos como Rumanía, en la región sur de este país, en Valaquia, había un príncipe (nacido en la región norte, Transilvania) llamado Vlad III, o Vlad de Valaquia. Vlad había sido un guerrero implacable que ascendió al poder eliminando a sus enemigos y haciendo alianzas cuando le convenía, no tenía un ejército numeroso pero sus hombres lo seguirían hasta los confines del infierno de ser necesario. Su padre fue Vlad II o Vlad Dracul que puede traducirse como demonio o dragón, a partir de aquí se le conoció a él como Vlad Draculya y a sus fieles soldados y seguidores como miembros de la orden de Draculya (Draculya debe ser entendido como hijo del dragón o del demonio). Si bien Vlad había sido un príncipe implacable con sus enemigos, esto lo hizo por cuestiones de ambición política, haciendo lo que el creía que era justo, pero cuando los Otomanos llegaron a Valaquia, estos despertaron odio en Vlad y el juró darles muerte a todos los que se atrevieran invadir su territorio. Con mucha valentía Vlad y sus soldados lograron repeler los ataques de los Otomanos pero sufrían demasiadas pérdidas de soldados, los otomanos no se arriesgaron y decidieron llamar a sus apocalípticos guerreros, los jenízaros, para tomar de una vez por todas Valaquia. Vlad se enteró de esto y tomo una medida extrema para conseguir cierta ventaja contra sus rivales. Ordenó que todos los prisioneros de guerra e incluso cadavéres dejados atrás fueran empalados en todo el territorio que debían atravesar los jenízaros. Más que una tortura esto representaba una terrible y desgarradora muerte lenta. Miles de Otomanos fueron atravesados con palos de tres a cuatro metros por el ano y el otro extremo les salía por el hombro o la boca (no tenían una punta fina así dolía más). Ya antes había Vlad utilizado esta técnica de tortura y ejecución, pero contra los otomanos, lo hizo en forma masiva por primera vez. Imaginense entonces la imagen de aquellos que intentaron tomar Valaquia, al llegar y ver campos enteros de varios kilometros con cuerpos empalados y su respectivo hedor a muerte, sangre y heces. No importa que tan hijos de puta hayan sido los jenízaros, ante tal muestra de terror muchos seguramente experimentaron el miedo por primera vez.


Eventualmente Vlad III de Valaquia con un reducido ejército fue derrotado por los Otomanos, pero vaya si nos dejó su legado. Desde estas batallas empezó a evolucionar la leyenda de Vlad Tepes (el empalador) a Vlad Draculya (el hijo del dragón, del demonio... del diablo) duro de matar, empalador de personas y como teléfono descompuesto se fueron incluyendo detalles como que devoraba a sus víctimas y bebía su sangre. Fue hasta 1897 cuando Bram Stoker lo inmortalizó como Drácula y así su personaje pasó a desfilar por la alfombra roja de los personajes míticos que a tantos hicieron famosos y grandes del cine como Bela Lugosi, Christopher Lee y al chavito aquel que las hizo de Chiquidrácula (Carlos Espejel, mil gracias anónimas).

Ya saben pués, Draculitas y Draculinas, lindos los nenes pero recuerdense que detrás de todo estuvo un cabrón que cuando enfrento los horrores de aquel entonces los combatió con el terror que sólo los rincones más oscuros del ser humano pueden producir.

Fotos: Vlad III de Valaquia, el Drácula original; Dibujo de la armadura de un jenízaro, aunque tenían el rostro cubierto con máscaras metálicas con rostros inexpresivos; grabado de empalados, no es precisamente Vlad y así no era como realmente empalaban a la mara pero algo es algo; grabado en blanco y negro de Vlad Draculya. Todo cortesía de gugol y con permiso del príncipe de las tinieblas.


PD: Acabo de terminar como lectura de cabecera La Historiadora (2005) de Elizabeth Kustova. Trata sobre un historiador y su hija que tienen razones de sobra para sospechar que Drácula esta vivito y coleando y deciden ir tras él. La novela está escrita al estilo que Dan Brown escribió El Código da Vinci, o sea es una historia ficticia con rebuscados detalles históricos y reales. Es larga (casi 700 páginas) y puede resultar tediosa a quien no le gusten mucho las cuestiones históricas (a mi si me llega bastante la historia en general) pero si les interesa este tema se las recomiendo. Eso sí después de leer la obra del maestro Stoker.

PD2: No me consta si Vlad Draculya decidió específicamente empalar a miles de otomanos sólo para asustar a los jenízaros, es más puede que muchos de los empalados hayan sido jenízaros, no estoy seguro si primero lo atacaron las tropas Otomanas corrientes o si fueron las tropas élites (los jenízaros) pero la empalación masiva sí fue una estrategia suya para asustar futuros ataques de los Otomanos.

PD3: Celebren lo que celebren o aunque no celebren nada, les deseo un feliz triko triko, fiambre y finde. Hasta el mes entrante.

12 comments:

miquelet said...

Una gran explicación, sí señor. Hace un mes, mi hermana visitó Rumanía y el supuesto castillo del Conde. No me supo explicar demasiado bien su historia. Menos mal que te tenemos a ti para aprender un poquito más.

Salud.

CIUDADANO CERO said...

Jaja... era un despepute, el despeputado ese, los banquetes con gritos agonizantes, fueron parte de sus rituales culinarios, y aquel famoso invitado que al indignarse fue enviado al palo más alto para que no sintiera la hedentina de los muertos. Buen final maestro, nadie sabe para quien trabaja, la gente de clase media tiene la tendencia a americanizarse, mientras que la baja a mexicanizarse o igualarse, pero que bueno nosotros ya tenemos algo de conciencia para entrarle desde otro punto a este pedo. Muy interesante tu reseña maestro, a ver cuando aunque no iba mucho con este tema, nos contas de la oscura Elizabeth Bathori. Saludos don Kontra y hasta la próxima.

Nancy said...

Bravo, Kontrísima, qué bien le ha quedado esta historia. Y gracias por la recomendación, la tendremos en cuenta

Alfredo Vicente said...

Me impresona lo trabajados que te echás los posts, saludos compa!

Esto me recordó hace unos años cuando me "engasé" con un juego de vampiros, e investigué todo lo relacionado con el temible Vlad Tepes. A cada rato salen reportajes en la TV del famoso castillito, que nada tiene que ver con el que ponen en las licas verdad. Y por ahí siempre hay un loco que se cree realmente vampiro y hasta duerme en su "coffin".

Por cierto, ahora que lo decís, eso del disfraz de fantasma con una sábana y dos agujeritos, viéndolo bien, podría convertirse en un disfraz original, a comparación de los potter, osamas y demás alteraciones que se pusieron de moda hoy día.

Saludos kontra

Anonymous said...

El "chavito" que hacía de Chiquidrácula se llama Carlos Espejel

Miss Penny Lane said...

ja! mi jefa es de Rumania y pasó allí su niñez cuando todavía era parte de la URSS y cuenta que pintaban al Dracula como el Príncipe justiciera y que era guapísimo y que no se qué.... un tipo de héroe guapo y además luchador! jajaja!!!

salú

el Kontra said...

Disculpas a todos por varios errores, hasta ahorita me pude tomar el tiempo de revisar detenidamente lo que publiqué. No salen muy bien las cosas hechas a la carrera.

Maestro Felino: Gracias, su historia es fascinante, por la resisitencia que tuvo contra los Otomanos, Vlad es conocido como un héroe nacional en Rumanía. Saludos.

Citizen 0: Gracias mano, tomado en cuenta los de la Bathori. Nos seguimos leyendo.

Estimadísima maestrísisma: Mil gracias, a muchos no les gustó el libro de la historiadora pero a mi si. Drácula de Stoker es uno de mis favoritos. Saludos.

Alfred Vincent: Gracias mano, como vos escribiste en tu post y como soy mero egoísta, procuro poner cosas que a mi me guste leer. Eso es lo que refería a las sábanas, hoy la moda impone lo que es "cool" o no, y muchas veces nos dejamos llevar por esto, solo para que la mara no hable. Saludos mano y gracias.

Anonymous (sorry tengo la configuración in inglish): Mil gracias por la información, te cuento que hize una búsqueda contra el tiempo para encontrar su nombre, en las primeras páginas que vi y estaba frustrado que me quedaba sin tiempo y publiqué sin tener una puta idea por no haber hecho la investigación de rigor. Mil gracias por la info. ya lo corregí y de pasó bienvenido/a. Chau.

Chau Miss Penny Lane: Es que es cierto, en Rumanía es considerado un héroe nacional por que resisitió las tropas del imperio de aquel entonces.
Imaginate que alguién resista así a los gringos, también fuera un gran héroe undependientemente de como lo haga. Muchos saludos.

PROSÓDICA said...

Hey!. ¿Por cierto, qué onda esa que te cargas con el Chau? jajaja necesito dibujitos jaja.

Algo sabía a lo lejos de la historia de drácula y había escuchado alguna vez de lo temidos que eran los otomanos...sanguinarios, crueles, despiadados, enfermos. Nunca me ha gustado drácula, siempre he preferido al espantapajaros, al menos este se alimenta de mazorcas digo yo...

Suena bien ese tu libro, aunque seguro algo lento, o no?. Te confieso que me cuesta terminar los libros grandes, me aburro.

abrazos fuertes.

el Kontra said...

Prosódica: Es que aquí en el despepute le damos cabida a las diversas formas de expresar saludos y los vamos alternando entre pueblos, culturas, históricos y clásicos.
A mi me llegan los libros gruesos como libros de cabecera, ahora debo escoger alguno, recomendaciones bienvenidas.
pero bueno, por vos, cambio el saludo. Baccieabbracci

Shoplifter-Davide said...

Yo si me decidiera por un disfraz seria de nazi.... siempre me ha llamado la atencion.

Vlad Tepes, menudo personaje pero hay que justificarle el hecho que vivia asediado por el imperio otomano vaya sino ahuevo a Mehmet II el hecho de ver tanto muerto empalado, menudo festin se dio el Vlad, acordate tambien que mato a los pobres de Valaquia invitandolos a un festin y luego los encerro y quemo vivos, lo de Bram Stoker no se supo en Rumania hasta 1990 año en que salio traducida a rumano la novela, pero no les gusta el estereotipo que le dieron a Vlad, por cierto hace poco un par de años salio una noticia en Rumania sobre unos aldeanos que juraron ver el vampiro de un recien difunto vagar por sus casas, estos fueron exhumaron el cadaver sacaron el corazon lo quemaron y bebieron las cenizas en pleno 2005.

Bathory otro raro personaje de la jodida realeza, bañarse en sangre de doncellas para sentirse joven si es espeluznante.

Hay un par de bandas escandinavas o de Europa Central que se llaman asi Empaler o Bathory.

Saludos

el Kontra said...

Davide m8: Si vos reconozco que la Bthory fue más gruesa y macabra. No sabía que Dracula de Stoker salió allá hasta el 90, gracias por el dato.

Mario said...

Me interesa conocer historias de terror ya que me gusta mucho eso genero y por eso disfruto de escuchar distintas historias. Es por eso que muchas veces opto por pedir comidas a domicilio y quedarme en casa disfrutando de distintas historias