No se por qué estoy aquí... ¡¡¡pero aquí estoy!!!

Sunday, October 19, 2008

País de bolos o para bolos I



Uno de los más importantes ritos de pasaje para ser un verdadero "macho" en nuetra bella y querida Guatemala es hartar guaro. Aquí el man que no chupa es poco hombre ya no digamos hueco. Desde patojos nos ufanamos por ser cabrones para hecharnos los tragos, algo así como entre más bolo más cabrón: -Ese pizado es un ladrillo vos, mis respetos. Es más, este año que fueron las olimpiadas y nuestros atletas no lograron ni mierda (solo superar records personales y nacionales) y, haciendo honor a la realidad, quedamos virtualmente fuera de otro mundial; la mara se hecha wasas sobre dedicarnos a otro deporte y nunca falta la wasa de los bolos: -En ocatvo contra el reloj damos verga mano. Pero debemos derribar el mito:

Hartar waro no significa ser capaz de aguantar ingerir grandes cantidades de alcohol, sino emborracharse. O sea, no importa cuanto guaro se tome uno, lo importante es lograr el objetivo de emborracharse. 3 chelas ó 33, no importa, el objetivo es ponerse a pija. El más bolo, digo, más "macho" es aquel que en cada oportunidad social que se presente esté borracho, eso es lo que lo hace "macho", lo que lo hace "de a huevo".

Cientifiquemos este punto:

Los chapines Fulano y Sutano tienen la misma edad (23 años) y ninguno toma solo, lo hacen en compañía.

Fulano se toma a diario: 2 cervezas ó 2 copas de tinto ó 3 shots puros o mezclados de whisky/ron/vodka/gin/tequila; en una semana se ha tomado:

14 cervezas ó 2.35 botellas de tinto ó casí 1 (932 ml.) botella (de 1000 ml) de whisky/ron/vodka/gin/tequila.

Sutano, en cambio, toma sólo los viernes cuando sale de farra con sus broders y suele consumir: tres gallos, dos cubas y tres tequilasos; sólamente esto toma en una semana.


Ejemplifiquemos esta chingadera:

Los números no mienten pero nuestra percepción si: Fulano consume guaro a diario pero nunca se pone bien a papalina. Si lo comparamos con lo que consume Sutano entonces no cabe duda que entre los dos el de más aguante es Sutano.

Sin embargo, Sutano, con lo que consume sus viernes de farra se pone unas tremendas vergas.

Como Fulano no se pone a verga la mara no lo ve de ahuevo, no lo ve macho ni mucho menos cabrón para los tragos, por lo tanto Fulano es algo hueco porque no harta guaro como se debe.

A Sutano en cambio lo vemos todos los viernes hasta el hule, siempre dando unas carcajadas que molestarían al mismo Velorio o a los huitecos pizados de turbonet. Lo hemos visto vomitando, meandosé los pantalones, equiparando su dignidad a la de un chicle machucado en la acera, balbuceando frases de puro macho cargadas de huevos como: vossssserote mieeerdaaa útaaaahhhh seéerimme otro por la eergaahh. ¡Que alegre! Es buena la chingadera con Sutano, pues ese pizado sí es de a huevo, es bien macho el man, es sin duda un ganador no como el hueco de Fulano aseguran los demás miembros del género que desean ser bien "machos".

Fulano sabe que no se hecha otro vino en la cena o un último tequilazo porque tiene que manejar de regreso a su casa. A Sutano en cambio le pela la verga (efecto propio del estar a verga) y a sus "cuates" también, además él ya lo ha hecho antes y nunca a pasado nada (eso de que hay una primera vez para todo son purísimas pajas y en el caso de Fulano esto también aplica al SIDA y a los secuestros: -A mi esas mierdas no me pasan) entonces antes de irse se sambute el último shot de lo que putas sea.

El lunes, en el chance:

Fulano sigue su vida normal y platica con la mara sobre lo acontecido el fin de semana así como si fuera peródico: pobre Conchita balearon a su ahijado en Villanueva; ¡que clavo la selección!; hay derrumbes en todas las carreteras; vieron la lica de Salma Hayek; ¡este gobierno es una mierda! y así continua su rutina y su vida toda aburrida comentando cosas de terceros, nada suyo, el hueco ese.

Sutano en cambio se reune con los demás pizados que anhelan ser "machos" como él. Ante cualquier pregunta o comentario de la mara el contesta: -No se cerotes, el viernes me pusa una taleeeeeeeega de puta madre, borré cassette mano, ya ni se que pasó en la fiesta ni mucho menos como putas hice para llegar a mi casa... le siguen carcajadas y gestos de aprobación.

Con este ejercicio podemos concluír que Fulano ha reprobado su rito de pasaje para ser un verdadero "macho" aquí en Guate mientras que Sutano parece un ejemplo a seguir entre los hombres que aspiran la aprobación de sus semejantes.

Ahora bien, no creo que seamos bolos exclusivamente porque que de a huevo o porque sea una cuestión cultural. No creo que seamos solo un país de bolos, no los justifico, ojo, pero su actuar no es solamente su culpa o como se nos hace creer "responsabilidad exclusiva" de los mismos. Mañana sigo.


PD: ACLARO que no los pretendo juzgar a Sutano (a sus anchas el malo de la historia) ni a Fulano (el que toma "responsablemente") desde un bastión moral. Solamente escribo en base a experiencias personales pues la verdad en mi vida he representado y lo sigo haciendo a ambos. No me enorgullece ni me avergüenza, simplemente escribo según mis experiencias de bolo imbécil al igual que de bolo "responsable".

PD2: ¿Cuántos bolos habrán visto el partido del miércoles por la noche libando cubas libres?

10 comments:

Cristian Mejía said...

Buenisimo tu blog, paso por aqui mas seguido, y felicitaciones por la convocatoria a la sele del Ciudadano Cero. Ahora me encuentro visitando las recomendaciones y no cabe duda que no se equivoco, como hay talento. Saludos.

miquelet said...

Parece que hayas descrito a la perfección a los jóvenes españoles. Se reúnen en un descampado con los maleteros de sus coches repletos de bebida y comienza el bebercio a precios bajos antes de entrar en cualquier discoteca.
Por supuesto el más popular y divertido es aquel amigo que siempre acaba tirado en un rincón echando hasta el hígado.

Salud.

CIUDADANO CERO said...

Gracias a Dios, hoy fue lunes 20 de octubre.Auch!... me duele cuadrante del hígado.

Nancy said...

Muy interesantes tus reflexiones, Kontra. Tus puntos de vista siempre me hacen pensar en aspectos que no he considerado antes. Yo nunca he entendido el licor, ni me llevo bien con él. Me alegra que no sea un país de bolas o para bolas, aunque haya muchas mujeres que también disfrutan ese estado.
Seguimos leyéndonos,
¡salud!

Nicté said...

yo me puse "hasta los caites" sólo un par de veces, no comulgo con drogas y alcohol tan excesivos, porque me gusta darme cuenta de lo que hice o hago, borre cassete en una playa bellísima, de la que sólo recuerdo el sabor del wisky, que desperdicio, igual, coger con alcohol o mota no tiene gracia, tomar un poco excita,un par de shots, un par de copas de vino, un par de cervezas... mucho alcohol duerme y dificulta la erección, nada más horrible que cogerse a un borracho que, además, no se le para y vomita en la cama.

El Kontra said...

Gracias Cristian, buena onda mano, aquí estas bienvenido para recibir tu dosis de ocurrencias.

Maestro Felino: Si Miquelet, en España son dados para la farra. Ustedes tienen un nombre particular para cuando los jóvenes se reunen en las calles con sus autos a beber que no recuerdo cual es, el botellón o algo así.

Citizen Zero: hay se toma su suero profe. no lo podemos tener al DT así.

Nancy: no creas maestrísima, hay patojas aquí que también se mandan.
Saludos y felicitaciones nuevamente, me gusta mucho el nuevo look. :)

El Kontra said...

Princesa nicté: vos lo has dicho, con excesos uno ya no funciona y no solo no disfruta sino que tampoco deja disfrutar.
Con muchos tragos o muchas drogas yo no funciono y menos si la chava con la que estoy ha perdido el la noción de arriba y abajo.

Shoplifter-Davide said...

Pues aqui en Guatemala ya se esta generando la cultura del Botellon tambien sino miras a todos en los parqueos de las gasolineras dandole duro al trago.

Nancy said...

ah, yo siempre tan elíptica... ¿cuando aprenderé?
Me refería a un país de "bolas y para bolas" entendido como que es más hembra la que más toma... (y un etcétera que incluye todas las apreciaciones para el bando masculino, sólo que pasadas al femenino)
De que hay bolígrafas, las hay. De hecho creo que mi rechazo por el licor es que muy niña conocí a una mujer alcohólica que era comadre de mis papás. Me asustaba mucho verla enajenada.
Y es cierto, qué feo es estar con un bolo que pierde el equilibrio y la noción. Al menos yo sí necesito todos mis sentidos y que mi compañerito tenga todos los sentidos en lo que estamos haciendo. Aunque, como dice Nicté, generalmente una copita ayuda.

El Kontra said...

Si maestrísima hay de todo, yo me empezé a hechar los tragos porque eran prohíbidos en mi casa aunque mi Papá si tomaba. La curiosidad me venció. Saludos.