No se por qué estoy aquí... ¡¡¡pero aquí estoy!!!

Monday, November 24, 2008

Espagueti Karbonara

Por razones de estudios, hace siete años dejé la comodidad del hogar. Tuve la suerte de cruzar el charco para iniciar una nueva etapa de mi vida. El aspecto académico era importante pero era también la primera vez que iba a vivir solo por un largo período de tiempo. Salir de Guate y aclimatarse, en todo sentido, a un lugar tan foráneo siempre resulta difícil. Uno va aprendiendo sobre la marcha y sin organización ni disciplina personal uno jamás lograría aterrizar del todo. Había una situación que me tenía entre el machete y el barranco: la comida. No habían muchas opciones: me podía gastar mi poca plata en la comida de la cafetería que era cara e insípida, todo sabía igual, la carne, papas, verduras, cartón mojado, todo era lo mismo; podía ir al super y comprar cómida para micro-ondas, un poco más de sabor, pero más cara y cero nutrición; o aprendía a cocinar. Estaba pizado my dears, bien pero bien piscinas.

Tenía una beca estudiantil llamada studentship la que me ayudaba a pagar mi alojamiento. Trabajaba y el 75% de mis ingresos pagaban mi alojamiento. Me dieron dos opciones de chance: cocina o jardinería. Pensar estar afuera durante el invierno me ahuevó y me decidí por la cocina. Mi puesto era como kitchen porter que se oye chilero en inglés pero que al chapín se traduce como el pizado que lava los trastos, limpia la cocina, saca la basura y es discriminado por los cocineros. Me llevo la gran puta, pero ni modo había que hacerle huevos, era por tres meses nada más y mi otra opción era ir vivir en la incomodidad total fuera del campus central. Eventualmente me acostumbre a meterme a esos grandes basureros rodantes y sacar los chirajos que quedaban al fondo y también a aguantar las mierdas racistas de los chefs. Me sentí mal por los patojos y patojas que llegaban de India, Pakistán y China que tenían que aguantar mierdas iguales o peores. No voy a exagerar, en lo personal no fue tan malo, son insultos al final del día y en ese entonces yo era un jueputa de pocas pulgas, después de ofrecerle vergazos a uno y estereotiparme al narcolatino vengativo, a la Tony Montana, las cosas se tranquilizan, triste pero cierto.

Pero basta de esas chingaderas que tenía hambre y estaba harto de tragar cartón mojado pues los ingleses no conocen la sal o no saben para que putas sirve. Eventualmente pase de la cafetería al restaurante en donde la cosa era mejor, mis funciones ya no se limitaban a trastos y basura, ahora ayudaba en cuestiones culinarias y como buen chapín hechando ojo empezé a aprender. Que les puedo decir, después de unos pocos... ejem, va ta bueno, despues de un chingo de zurradas cocinando logré preparar varios platillos. Al inicio eran solamente digeribles pero luego recibí cumplidos por los mismos. Lo raro es que cuando ya estaba cocinando rico inicié a extrañar al cartoncito mojado.

No hay secretos en el despepute aquí les dejo mi receta de espagueti Karbonara:

En un recipiente ondulado (que sepa cocinar no quiere decir que me se los nombres de todos los utensilios de cocina, lo siento) agreguen dos tasas de crema para cocinar (rala), luego dos claras de huevo (nada de yemas), tres cuartos de tasa de queso parmesano rayado o en polvo y cucharada y media de pimienta.
Esto hay que batirlo a mano para procurar que no se hagan chipustes entre el queso parmesano y las yemas, es cansado pero la clave es dejarlo lo más ralo posible.

En una sarten pongan a freir cebolla picada y medio diente de ajo (bien picado o finamente rodajado). Una vez se empieze a transparentar la cebolla añadan tocino en cuadros.

A todo esto pongan a cocer los espaguetis, ustedes sabrán a su gusto como dejarlos al dente, en lo personal si la caja dice que los espaguetis se cocen en 7 minutos, la dejo seis, pues después al añadir la crema, esta la absorbe y continua el proceso de cocción. Recuerden que hasta cuando el agua empieze a hervir se le agrega unas dos cucharadas de sal nada más y después los espaguetis.

Hay que calcular un minuto antes de que la pasta este lista. En ese momento hay que vaciar la crema que hemos batido en la sarten y mezclar bien todo para que se conjugue la crema con el aciete.

Se desaguan los espaguetis y se les agregan toda la crema y tocino de la sarten y se mezcla bien, que la olla en donde están los espaguetis este en una ornilla de fuego bajo así se mantienen calientes y no se pegan en el fondo.

La clave es el tiempo, se debe calcular el tiempo en que se coce la pasta, que el tocino y la cebolla no se quemen y dejar la crema con sus ingredientes lo más rala posible. ¡Buen provecho!


PD: Las fotos de gugul como siempre, la del carbonara también, he aprendido que las fotos de comida deben ser muy bien tomadas sino se ven bastante feas.

14 comments:

JOHAN BUSH WALLS said...

Ahí le voy a dejar mi receta de huevos revueltos master.

Encienda la hornilla a medio fuego.

Coloque un sarten de teflón, para que no se peguen los huevos, ponga medio onza cúbica de aceite, déjela calentar por dos minutos.

Quiebre lo huevos y viértalos directamente al sarten, déjelos freir durante treinta segundos, mientras agregue sal al gusto.

Revuelva con una paleta de madera, comprada en el mercado central.

Siga revolviendo, cuidando que el huevo no se sequé por completo, que no rechinen decía una doñita que conocí.

Sírvalos en un plato plano, acompañados de frijoles, o de una vez póngalos en una violineta de franceses.

Salú pue.

CIUDADANO CERO said...

A mi me encanta Al pesto, porque la leche y la crema es decir los derivados lacteos me caen de bomba, pero que rico se lee todo esto master.

Roberto said...

Gracias por la receta la vamos a poner en practica uno de estos dias a ver que sale, ya te cuento y felicitaciones por sobrevivir

Abril said...

Yo soy de las personas que cree que la necesidad hace milagros.

Ahora voy yo con los platanitos fritos (solo para acompañar los huevitos de alla arriba)

Primero escojes bien bien los platanos, que esten maduros, rosados, mejor si son del mercado (no del super, esos salen malos)

Luego buscas un sarten, de teflon de preferencia. (Pero cualquiera es aceptable) Le agregas aceite (bastante es es el secreto), esperas a que este caliente y luego dejas caer los platanos previamente pelados y cortados.

Esperas a que se frian de ambos lados. Los colocas sobre una servilleta de papel para absorver la grasa.

Y por ultimo los servis acompañados de los huevitos de arriba aaaaaah y con crema.

Buen provecho.!!

Nancy said...

Yo también tomo nota de la receta pues si no voy a aburrir a mis hijas con mis espaguetis a la boloñesa o con margarina y albahaca. En realidad me gustó tu historia pues enciarra más que una receta de cocina. Apapachos

Alexxx said...

ah que rico vos, precisamente hoy estaba viendo esos espaguetis en un menu que hace ratos pasaron dejando en la oficina, y me dieron ganas de probarlos, ahora que diste la receta los voy a hacer. Molto grazie amico.
Salve!

Verbo... said...

Amigo, se vé delicioso, se vé.

... dicen que la necesidad, es la madre de la creatividad.

Un beso Grande ♥

M.

MICHIGAN AND ONLY YOU said...

!!!MMMMM!!1 QUE DELICIA
QUE EXPERIENCIA DE VIDA... Y TE DEJO ALGO VALIOSO,COMO ENFRENTARTE A CIERTAS COSAS EN LA VIDA Y NO HAY DEJO DE AMARGURA!!!! !!!QUE MAS YA NO MORIRAS DE HAMBRE!!!
SALUDOS!!!

Miss Penny Lane said...

me cansé de concinar sólo para mí... pero cuando todavía cocinaba hacía la salsa blanca pero con champignones.. yum...

Fernando Ramos said...

A veces me gustaría aprender a cocinar, pero esos pensamientos me abandonan de inmediato, soy haragán para esas cosas. Cuando vivía solo, hubo días que aguanté hambre porque no tenía ganas de salir, menos de cocinar.

Saludos

PD. He abierto un blog de otro tipo de textos: Cuentos, poesía, cositas así, a ver si tiene un tiempito para visitarlo, espero que le guste.

miquelet said...

Si es que te fuiste al país del mundo con una peor gastronomía (y no sólo lo digo yo). En el Mediterráneo todo te hubiese sabido a gloria (siempre que no esté envasado).

Salud.

el Kontra said...

Master Johan: Muchas gracias master, para el desayuno de mañana.

Cero: Al pesto es más fácil pero igual de rica.

Roberto: Gracias maestro dragón, la clave de la sobrevivencia es que lo que no mata engorda.

Abril: Mil gracias, para desayuno o cena queda super.

Maestra del Paint: Asi es, igual a ver si nos compartis tus recetas también.

Alexxx: Prego

Verbo: Bien dicho, concuerdo (por experiencia).

Michigan: Si ahora la clave es mantener la línea ;)

Miss: Pronto le cocinarás a alguien y dichoso será de probar tu salsa con champiñones.

Master Cinecrítico: Nel master el hambre me pone gruñon. Lo vamos ir a ver el nuevo blog. Saludos.

Maestro felino: No había otra maestro, pero me desquité, después de cuatro años en Inglaterra me fui a Italia. Saludos.

PROSÓDICA said...

:)

Aunque usted no lo crea, el espagueti a la carbonara es mi pasta preferida. Ajá, en serio. Cuando voy a Tre Fratelli sólo esa pido. Si mucho he probado otros dos platos allí.

Con lo único que no concuerdo es con lo de la cantidad de sal en la olla. Entre más sal le eches a la pasta, esta sale mejor (tampoco todo el bote, verdad? jaja). Probá y me contas.

A ver qué días nos cocina entonces.
Abrazos.

el Kontra said...

Prosódica: Iba a cocinar para el Kontrakonvivio pero lo dejo para la prox.