No se por qué estoy aquí... ¡¡¡pero aquí estoy!!!

Sunday, November 30, 2008

Pleitos Zapateros

Hace más de cien años había dos hermanos en el pueblo de Herzogenaurach, Alemania: Rudi y Adi. Rudi era el mayor, rebelde, impulsivo y de mucho carácter pero poca imaginación. Adi en cambio, era callado y tranquilo, era obediente con sus papis y era un soñador pero bastante trabajador. Su pueblo, ubicado en el norte de Bavaria, era un lugar de artesanos. Rudolf, no se decidía por ningún oficio, su carácter lo llevaba a pleitos con sus empleadores o colegas y se movía de chance en chance. Adi, en cambio, obedeció a sus padres y se entrenó para ser panadero. El papi de los hermanos, Christoph, trabajaba en una fábrica de zapatos, Adi mostró mucho interés en los zapatos. En una esquina de la lavandería de su mami, Pauline, Adi diseñaba suelas y contornos para zapatos de todos tipos, pero en particular, por su juventud tal vez, de estilo deportivo.

Era 1919, la carrera armamentista europea culminaba con la Primera Guerra Mundial. Rudi fue el primero en ser enlistado e ir al frente. Uno año más tarde le tocó a su hermanito Adi, solamente unas pocas semanas después de haber diseñado y confeccionado su primer zapato deportivo en la lavanderia de su mami. La guerra pasó, Alemania perdió pero ambos hermanos regresaron sanos y salvos a su pueblo natal. Al regresar Adi, con el apoyo de su papi y unos vecinos, abrió su propia zapatería. Los inicios fueron difíciles como suele ocurrir pero los zapatos deportivos de Adi tuvieron una buena aceptación en Herzogenaurach y otros pueblos cercanos. Al rato, Rudi se unió a la empresa de Adi y esta inició su expansión de pequeña zapatería para convertirse en la Fábrica de Zapatos de los Hermanos Dassler. Bajo la férrea dirección administrativa de Rudi y la creatividad de Adi la empresa colocó su producto en toda Alemania.

Para los años treinta el Nacional Socialismo de Hitler controlaba el país. Adi no era un tipo muy político pero Rudi si. Su ambición lo llevó a unirse al partido y así logró muy buenos contactos, Adi, ni lento ni perezoso, vio la oprtunidad de confeccionar zapatos deportivos para el régimen militar, un gran negocio sin duda. Hasta entonces los hermanos habían tenido mucho éxito con su empresa. Adi soñaba con ver a todo el mundo usando sus zapatos. Rudi estaba más obsesionado con el poder económico y político que ahora tenía. Como proveedores del partido Nazi, se vino el primer encontronazo entre los hermanos. Rudi quería que se diversificarán y producieran calzado militar, de esquiar, botas de guerra, etc. Adi no quería, dijo que el éxito de su empresa era gracias a los zapatos deportivos. Rudi impuso su carácter y los hermanos Dassler se diversificarón, pero la relación fraternal empezó a oxidarse.

Adi, sin embargo, tuvo una gran recompensa a sus deseos de seguir produciendo zapatos deportivos y que todo el mundo los usará: las olimpiadas de 1936. Ya lo había hecho antes pero solo con atletas alemanes que no descollaron mucho, esta vez Adi se percató que debía apostar en un ganador y fue así como confeccionó los zapatos deportivos del legendario Jesse Owens. La expansión internacional inició pero la guerra también. Adi cumplió con su compromiso de abastecer al ejército del tercer reich. Rudi, en cambio, seguía subiendo la escalera política y fue nombrado oficial del partido nazi. Los hermanos se distanciaban conforme la guerra avanzaba, Adi se ocupaba de la fabrica mientras que Rudi vivía de la fanfarria proselitista política. El régimen nazi se desmoronaba y Rudi fue atrapado por los aliados acusado de pertenecer a la SS, Rudi lo negó y dijo que lo confundieron con su hermano Adi quien era el verdadero miembro de dicha guardia. Esa fue la gota que derramó el vaso, Adi fue liberado y al regresar a Herzogenaurach rompió su relación con Rudi quien abandonó la fábrica.

En 1948 Rudi montó su propia fábrica del otro lado del río Aurach, que dividía al pueblo. Ruda la llamó al principio utilizando las primeras dos letras de su nombre y apellido (RUdolf DAssler), pero al principio no tuvo mucho éxito. Adi le cambió el nombre a su fábrica y a propósito hizo lo mismo que su hermano pero usando su apodo y las primeras tres letras de su apellido, así nació adidas (ADI DASsler). Rudi cambió su estrategia, su logo y refundó su empresa como PUMA. El pleito entre los dos hermanos traspasó las paredes de su empresas y literalmente llego a dividir al pequeño poblado de Herzogenaurach. Al mismo tiempo, el deseo de cada hermano de superar al otro hizo que adidas y puma se conviertan dos de la empresas de zapatos y ropa deportiva más grandes del mundo.

Fotos: Adolf y Rudolf Dassler; el logo de la Fabrica de Zapatos de los hermanos Dassler; un afiche de la rivalidad entre los hermanos popularizado en Bavaria; portada del libro de Baraba Smit, las guerras de los tenis (zapatos deportivos) que detalla la rivalidad entre los hermanos Dassler. Cortesía gugul.


PD: nadie sabe con exactitud que originó el pleito entre los hermanos zapateros Rudolf y Adolf, para muchos fue lo acontecido durante la Segunda Guerra Mundial para otros fue que sus respectivas esposas se odiaban y cada hermano prefirió solidaridarse con su esposa.

10 comments:

Nancy said...

Esa no me la sabía para nada, Kontra. Sólo tengo una duda. El hecho de que los zapatos de Jesse owens los hiciera Adi ¿no le causó problemas a este úlimo? Tengo entendido que Owens era gringo afroamericano y ganó tres o cuatro medallas en las olimpiadas donde Hitler quería demostrar la superioridad de los arios... Así las cosas, imagino que Adi se debe haber metido en un gran problema.
Apapachos

el Kontra said...

Querida Nancy: Te mentiría con un si o no seco. Me parece que no, porque a los Dassler les fue muy bien con lo de las olimpiadas. Sobre Owens lo único que se es que él se sintió más odendido que Franklin D. Roosevelt no lo felicitará y también que a pesar que se sabía que Hitler estaba promoviendo a la raza aria el como el resto de atletas fue muy bien tratado en Berlín (cosas de dar una buena imagen claro) y gozó de más libertades que en los Estados Unidos. Si averigua más te cuento. Abrazos.

Abril said...

wowow!!!

Hoy si aprendi algo!!!

Patricia Cortez said...

Has recibido un premio por tu esfuerzo personal como Bloguera.

para más información ve a Guatemaliness.blogspot.com

el Kontra said...

Abril: me alegra, saludos.

Patricia: Mil mil mil y mil... ¡¡¡¡gracias!!!!!

PROSÓDICA said...

como siempre, Grande, aprendiendo un chingo de vos. Interesante, jamás imaginé la historia así. Y se tiraban los zapatos en los pleitos?

el Kontra said...

Prosódica: No creo que se los tiraran no querían copiarse los estilos. Saludos.

Shoplifter-Davide said...

Pues Puma siempre tuvo la jugada maestra decian que para el mundial del 70 a Pele lo patrocinaba Puma y para la final a tenia que salir amarrandose los zapatos para que saliera el botin en las fotos, el problema es que Puma decayo en los 90 y por eso Adidas lo opacó hasta que de nuevo tuvo un repunte, hasta en la ropa la competencia en igual de ferrea.

el Kontra said...

Davide: Así es m8, Puma se perdió bastante y hasta hace poco han venido creciendo, tampoco hay que olvidarnos de Nike.

Anonymous said...

thanxx


newegg promo code